Arenal volcano Hotel & Manoa Resort - Best Arenal Hotels & Costa Rica Resorts

Desarrollo Turístico de La Fortuna de San Carlos

Antecedentes Históricos
"De Pan de Azúcar a poderoso volcán: una catástrofe natural que llevó a La Fortuna a convertirse en lo que es hoy, un destino turístico obligatorio"
Realizado por: Diego Rojas Kopper, estudiante del Colegio Agropecuario San Carlos.

La Fortuna de San Carlos, como su nombre lo establece, es un gran tesoro de este paraíso natural que llamamos Costa Rica. Rodeado por una esplendorosa flora y fauna, embellecido por el imponente Volcán Arenal, es por esto que es un verdadero orgullo poder compartir este lugar con el resto del mundo por medio del turismo que a la vez se constituye en la fuente de trabajo número uno de la zona. Pero esto no siempre fue así, antes de que el Coloso despertara, era conocido como un cerro y la comunidad tenía una dinámica de crecimiento muy distinta a la que hoy conocemos. Su economía no se basaba en el turismo como en la actualidad, las actividades económicas como la agricultura y ganadería eran las que daban el sustento a las pocas familias que habitaban la zona.

arenal manoa hotel

Posteriormente, luego de aproximadamente 500 años de estar inactivo, el 29 de Julio de 1968 el hasta entonces conocido Cerro Arenal o "Pan de Azúcar " hizo erupción sepultando a la comunidad de Pueblo Nuevo y afectando a la comunidad de Tabacón. Según muchos sobrevivientes el día antes a la explosión hubo una cantidad de temblores incontables y un calor que podía deshidratar a cualquiera, aún para la madrugada del 29 los temblores no cesaron hasta que finalmente entre las 7 y 8 de la mañana explotó. La explosión provocó que se abrieran tres cráteres. De los tres cráteres salió material volcánico. En sólo un minuto el territorio y personas de los alrededores se quemaron debido a los gases y rocas incandescentes con temperaturas de entre 1.000 y 8.000 grados Celsius. Las personas murieron calcinadas o derretidas por la onda calórica expansiva que produjeron las erupciones.

Algunos de los fallecidos fueron hallados horas después con su piel con una textura como la de una bolsa plástica caliente. Se estimaba una cantidad de entre 80 a 100 víctimas. Los vientos trasladaron la ceniza hacia el pueblo de Tilarán afectando los pobladores y sus animales, el bosque virgen fue completamente destruido, los pastos y cosechas también sufrieron un gran daño. Dos días después, el 31 de julio de 1968 se dio una segunda explosión, esta alcanzó a un grupo de de voluntarios que venían de Ciudad Quesada a ayudar en la emergencia. El primer cono estuvo activo hasta el año 1973, donde la actividad volcánica empezó a emigrar al último cono el cual aún permanece en actividad. Por la gran acumulación de materiales su altura ha incrementado y actualmente dos conos comparten el mismo cráter.

Ciertamente se puede decir que el Volcán Arenal es el atractivo principal de la zona, pero también podemos encontrar otros atractivos como el Lago Arenal que es el embalse formado tras la construcción de una represa en 1979 aprovechando la existencia de un pequeño lago del mismo nombre, esto provocó la completa inundación de los pueblos de Arenal Viejo y Tronadora y por esta razón el Instituto Costarricense de Electricidad reubicó a 2500 personas. Este lago está catalogado entre los 5 mejores lugares del mundo para la práctica de windsurf, pero no es solo de gran importancia para el turismo, puesto que el Lago Arenal es el punto clave del proyecto de generación de energía eléctrica en Costa Rica y actualmente produce alrededor de 363.410 KW de energía hidroeléctrica para gran parte del país y además abastece de agua potable a comunidades, lo que constituye una mejora en la calidad de vida de los habitantes en general.

arenal manoa hotel

Sin duda alguna la erupción del volcán provocó grandes cambios socio-económicos en La Fortuna, una prueba de esto es la implementación del turismo en la zona y su enorme crecimiento. Al principio los pobladores veían al volcán como una amenaza pero poco a poco esto fue cambiando y lo empezaron a ver como una gran atracción turística. Luego con los años se hizo aún más obvia la transformación paulatina de las actividades agropecuarias tradicionales por actividades vinculadas directamente con el turismo, como por ejemplo el cambio que se le dio a las áreas para uso agropecuario para construcción de hoteles, centros de información, bares, discotecas, restaurantes y lugares de esparcimiento en general.

Según el Instituto Costarricense de Turismo la zona de La Fortuna aparece como sitio de interés turístico importante hasta la segunda mitad de la década de 1990, dado que más del 85% de los turistas que visitaron el país estuvieron en la zona. La diversidad de actividades en la zona son evidenciados por atractivos como:

  • Parque Nacional Volcán Arenal
  • Actividad del Volcán Arenal – Observación de Lava
  • Aguas Termales
  • Pesca en el Lago Arenal
  • Diversidad Flora y Fauna
  • Actividades complementarias: Rafting, Canopy, Cuadraciclos, Safari, Cabalgatas, Canyoning, Puentes Colgantes, Caminatas y demás actividades turísticas.

Todos estos se combinan para atraer a los turistas que visitan el país, al punto de hacerse obligatorio para cualquier persona que visite nuestro país la parada en La Fortuna. El turismo ha hecho grandes cambios, una evidencia de esto es que en el año 1972 solo existían 2 hoteles en la zona y para hoy en día no solo hay una gran cantidad de hoteles, sino que también podemos encontrar la mayoría de servicios complementarios de la industria turística. Entre esta gran lista de hoteles encontramos al Arenal Manoa Hotel.

arenal manoa hotel

El Hotel Arenal Manoa es el fruto de un esfuerzo familiar que se remonta muchos años atrás, aún cuando el hotel no existía. La familia Cedeño se traslado de las tierras de La Balsa, San Ramón al área de La Fortuna en el año 1964, para dedicarse a la ganadería y la agricultura las cuales eran las fuentes de ingresos principales en esos tiempos

Con el tiempo se implementó lo que es la actividad ganadera de doble propósito (leche y carne) con el fin de aprovechar al máximo los recursos que producía la finca. Más tarde en el año 1968 el Volcán Arenal comenzó su actividad volcánica. Con su constante actividad, cada vez más el volcán parecía más atractivo para las personas, esto incentivaba a visitar la zona, lo que condujo a los habitantes de la zona a combinar el turismo con la ganadería y la agricultura que eran las fuentes de trabajo primarias de ese tiempo, y poco a poco se fue imponiendo el desarrollo turístico, en detrimento de las actividades ya mencionadas, evolucionando en lo que conocemos hoy como La Fortuna de San Carlos. Conociendo el auge de la actividad turística en la zona, Ganadera Manoa de La Fortuna S.A., dedicada a la producción de leche y carne, decidió aprovechar parte del terreno de la finca para desarrollar el proyecto llamado: Hotel Arenal Manoa; el cual comenzó su constitución en el mes de Febrero del 2005 y comenzó operaciones en el mes de Abril del 2006.

Uno de los objetivos primordiales del Hotel es que nuestro cliente conozca las actividades productivas de la Finca Manoa, por lo que ha establecido una excursión diaria a la Finca Manoa (Gratuita) en la cual aquellas personas que quieren conocer algo nuevo o diferente en nuestra finca tendrán la posibilidad de hacerlo, solamente deben realizar la reservación un día antes en la Recepción del Hotel. Los caminos de la finca están a entera disposición o también puede tomar un sendero que lo llevara por medio del bosque que el Hotel Arenal Manoa protege hasta la finca, y en este tendrá la oportunidad de observar una gran variedad de plantas, aves e insectos. Una vez que arriban a la finca tendrán el placer de no solo ver el proceso de ordeño, sino tener la experiencia de participar en las labores de la finca como ordeñar y alimentar a las vacas. También podrán apreciar la crianza de los cerdos que se presenta desde la etapa de recién nacido hasta adultos. Del mismo modo encontramos el área de aves de corral, de las cuales hay gallinas ponedoras de huevos y pollos de engorde, también podemos hallar faisanes y pavas crestadas. Además la finca tiene el área de crianza de ovejas, especial para los niños debido al gran nivel de interacción que se puede alcanzar y el fácil manejo de estos animales.

La Finca Manoa trata de desarrollarse de una manera sostenible en la que se hace el menor daño posible al medio ambiente, un ejemplo de esto es la implementación de cercas vivas que se utiliza alrededor de toda la finca, estas están constituidas por árboles de poró, los cuales se reproducen muy fácilmente y crecen muy rápido, esta técnica sustituye el uso de los postes de cemento o madera.

Esto no solo es una forma de ahorrar dinero, a la vez estamos reforestando el área y evitando la tala de árboles para la creación de postes. Otro ejemplo del desarrollo sostenible de la finca es el hecho de que mucha de los alimentos que se consume en el restaurante del hotel es producida en la finca. Asimismo si continua por uno de los senderos de la finca puede llegar al Río Arenal, vital para la zona por que con este se creó La Laguna del Arenal. Nosotros en el Hotel Arenal Manoa somos parte de esa evolución que empezó con la entrada en actividad del coloso Arenal, tanto reflejada en el cambio de actividades económicas, como la mentalidad de aquel campesino original antes de 1968 y el nuevo personaje con visión empresarial que aprovecha la gran diversidad existente en el área, al mismo tiempo que se contribuye a mantener los recursos naturales con políticas de desarrollo sostenible, dando aportes pequeños pero decisivos en la tarea de comprometerse con el medio ambiente. Esa mentalidad es la que ha llevado a La Fortuna de San Carlos a ser la maravilla turística que hoy nosotros compartimos con el resto del mundo y nos permite decir que somos dueños de un tesoro en este paraíso natural que llamamos Costa Rica.

Tel: + (506) 2479-11-11 Fax: +(506) 2479-11-12 email: info@arenalmanoa.com
Todos los derechos reservados © Diseño Web por Coral Technologies